Las cosas buenas de la muerte.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

El proyecto #EsLoQuePienso se lo dedico a una de las personas que más amo y extraño en la vida, mi abuelita Jacinta González de Alfonso Q.E.P.D.

Hoy hace 1 año comprendí el verdadero significado de extrañar a alguien y más cuando es realmente valioso en nuestras vidas. Entre las cosas buenas de la muerte está básicamente el sentir la necesidad de extrañar a alguien y por ende de compartir con nuestros seres queridos o amigos, porque ese evento ineludible donde tenemos que partir de la vida terrenal llegará en algún momento y es algo que desde muy niños no comprendemos porque sucede ni mucho menos cuando, pero el simple hecho de saber que esa persona que ocupa parte de nuestro corazón dejará de existir en algún momento nos hace extrañarla, sino piensen por un instante en lo que puede pensar un niño cuando ve a su mama irse a la cocina a traerla algo de comer, llora porque piensa que nunca la volverá a ver y es ahí cuando se crean más lazos de amor, cariño y respeto.

lo que nos enseña la muerte-1He aprendido que cada quien vive el duelo a su manera cuando se pierde un ser querido y un 20 de septiembre como hoy me toco a mi y a mi familia, ver partir a la mujer que algunos creían inmortal, otros la más valiente, la mejor abuela, la mejor hermana, la mejor esposa pero sin duda alguna, muchos dirán la mejor mamá y me incluyo, porque eso fue para mi, una mamá que Dios me prestó por 32 años y que la tuvo con nosotros en este mundo por cerca de 86, donde nos regaló toda su sabiduría, amor, regaños, enseñanzas, castigos, sonrisas, pero siempre con un objetivo, convertirme en una mejor persona (juzguen ustedes si lo logró o no jeje), con los suficientes principios morales y éticos para ser «alguien importante en la vida» (después hablaremos de que es ser alguien importante en la vida).

Hoy le doy gracias a Dios porque me puso en el camino a un hermoso ser de luz que con sus enseñanzas colaboró en el camino que hoy he recorrido para llegar a donde estoy, recordando con nostalgia cuando aún después de «viejo» me decía,

«como van sus cosas mijito, su trabajo?, la salud ?»,

y definitivamente la extraño y cada día más, esas palabras en persona, desde la distancia, por teléfono o incluso por una video-llamada repetía al despedirse,

«jesús, maría y josé mijito»;

de niño siempre decía «donde esta osquitar?», «no molesten a osquitar», incluso a mi mamá, demostrando su autoridad irrefutable a quien se atreviera a contradecirla.

Lo que nos enseña la muerte es la grandiosa virtud que tiene cada persona de extrañar a otra y de saber que en cualquier momento dejaremos de ver sus ojos brillar y sus labios sonreír, porque nadie quiere que llegue ese día y cuando más se acerca, incluso sin saber la hora y la fecha de su llegada, sabemos que va a suceder. Compartan mucho tiempo con cada persona que aman, díganle todos los días a sus familias, novios, esposos y amigos que los extrañan, que los quieren y olvídense de los reproches de la sociedad, simplemente vivan felices y tranquilos y aprovechen cada segundo como si fuera el último para que cuando les llegue el día de la última fiesta de sus vidas o de alguien cercano, como lo dijo mi abuelita antes de contar con ella las 24 horas de mi vida, se puedan ir tranquilos a descansar.

Si crees que esta historia te pudo servir en algo a ti o al alguien más, compártela, sígueme y te seguiré contando más historias. #EsLoQuePienso
Instagram: @olparra
Twitter: @olparra
Facebook: /olparra
LinkedIn: /olparra

 

¿ y tú, qué es lo que piensas ?
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

1 comentario

Deja un comentario